Mar, 11/07/2023 - 11:30

Nace la Alianza Tecnológica por la Inclusión

Noticia

Valor:

0

Versión Lectura fácil:

Nace la Alianza Tecnológica por la Inclusión.
Es una unión entre organizaciones
y empresas que se dedican a la tecnología
para superar la brecha digital
de las personas con dificultades de comprensión.

Decimos que existe la brecha digital
cuando hay un grupo de personas
que no puede acceder
a la tecnología igual que el resto.

El objetivo de la alianza
es convencer a las empresas
de lo importante que es
la accesibilidad cognitiva
a la hora de crear sus productos.

Es decir, hacer la tecnología
más fácil de entender y usar
para todas las personas.

El primera paso
para crear esta alianza
fue una reunión de trabajo
con varias empresas
y también universidades.

En esa reunión, las empresas
conocieron las barreras
que encuentran muchas personas
con discapacidad intelectual.

Esta alianza es parte del proyecto
Transformación Digital por la Inclusión.

 

 

  • Plena inclusión invita a las empresas tecnológicas a unirse al reto de reducir la brecha digital para las personas con dificultades de comprensión
  • Se busca implicar a empresas tecnológicas y de base tecnológica para que apliquen criterios de accesibilidad cognitiva en sus desarrollos y dispositivos
  • En nuestro país, millones de personas con discapacidad intelectual y dificultades de comprensión se topan con serias dificultades para acceder al uso de la tecnología lo que les limita el disfrute de derechos básicos

Plena inclusión España, la confederación que agrupa a 950 asociaciones que apoyan a más de 150.000 personas con discapacidad intelectual y del desarrollo y a sus familias, 40 de ellas en Aragón, lanza la Alianza Tecnológica por la Inclusión (ATI), un proyecto que busca implicar a empresas tecnológicas y de base tecnológica (bancos, académicas, etc.) para convencerlas del beneficio social y económico que conllevaría crear desarrollos y dispositivos que contemplen la accesibilidad cognitiva entre sus criterios para diseñar y fabricar.

La realidad actual muestra que las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo (cerca de 350.000) y otros cientos de miles más con dificultades de comprensión (millones de personas mayores o con enfermedad mental) se ven gravemente limitadas en el acceso a derechos como la salud, la información, el empleo o el ocio; como consecuencia de la brecha digital.

“En Plena inclusión decimos que la accesibilidad cognitiva o la facilidad en el uso de la tecnología son derechos llave que impiden el disfrute de derechos básicos como pedir una cita médica, registrarse en una oposición o comprar un billete para viajar en tren”, explica Carmen Laucirica, presidenta de Plena inclusión España.

Con el fin de reducir esta brecha digital que se hace insuperable para millones de personas en nuestro país nace la Alianza Tecnológica por la inclusión. Y para lograr los fines propuestos, Plena inclusión anima a las empresas tecnológicas a diseñar y crear productos y servicios accesibles, usables y comprensibles para todas las personas. “La tecnología debe ser un aliado y no un obstáculo para la autonomía y la vida plena de las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo”, añade Laucirica”.

Empresas sensibles
El primer paso para la creación de esta alianza ha sido una reunión de trabajo con empresas que representan a los sectores a los que Plena inclusión quiere dirigirse, compañías e instituciones del ámbito tecnológico como la Fundación Telefónica, SAP, AEB, Samsung, Inetum, BBVA, la Universidad Politécnica de Madrid, la Universidad Carlos III de Madrid, Globant, IE University, Alcad, NTT Data e Hiberus.

Responsables de los desarrollos tecnológicos de estas empresas participaron en una sesión de reflexión en la que compartieron sus puntos de vista e identificaron las principales barreras y obstáculos a los que se enfrentan, así como los beneficios competitivos que pueden hallar teniendo la accesibilidad cognitiva como uno de sus criterios a la hora de diseñar y fabricar tecnología.

El peso de la herencia tecnológica (20 años de desarrollo en el que accesibilidad cognitiva no se ha contemplado), la dificultad para encontrar talento tecnológico experto en accesibilidad en España o la falta de vías de colaboración entre la universidad y las empresas, fueron algunos de los obstáculos destacados por los asistentes.

Oportunidad de negocio
En este encuentro, las empresas asistentes sopesaron la oportunidad de negocio que supone tener esta realidad presente, así como la posibilidad de ampliar mercado, llegando a un nuevo nicho de consumidores. o mejorar la reputación e imagen de marca de las empresas, subrayando su compromiso por una sociedad más igualitaria.

En la sesión con empresas, también participaron personas con discapacidad intelectual y del desarrollo compartiendo ejemplos cotidianos respecto a las dificultades con las que se enfrentan en el uso de la tecnología, y como esta barrera les impide completar una cita médica, o simplemente realizar una compra online.

La iniciativa de la Alianza Tecnológica por la Inclusión forma parte del proyecto Transformación Digital por la Inclusión (TDI) financiado por la Unión Europea con fondos ‘Next Generation’, enmarcado en el Plan de Recuperación y resiliencia, y coordinado por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.