Jue, 10/29/2020 - 12:45

Invertir en la salud laboral de la personas trabajadoras y en la prevención de riesgos psicosociales es invertir en la entidad

Valor:

0

Invertir en la salud laboral de la personas trabajadoras es sinónimo de invertir en la entidad. Esta fue una de las principales conclusiones a las que llegaron ayer quienes partiparon en el segundo de los webinars del ciclo ‘Tu bienestar se contagia’, organizado por Plena inclusión Aragón y la consultora Areté Activa, con el apoyo del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, a través del 0,7% del IRPF. En este sentido, el espejo en el que mirarse lo encontramos que aquellas entidades que ya han puesto en marcha planes de prevención y mejora de riesgos psicosociales, más allá de los riesgos físicos, que promueven campañas de sensibilización de hábitos de vida saludables y que proporcionen servicios orientados a preservar la salud psicoemocional del personal trabajador, personas usuarias y sus familias.

Según los estudios de La Red Europea de la Promoción y Salud en el trabajo, por cada euro invertido en la promoción de la salud de las personas empleadas, la empresa recupera entre 2,5 y 4,8 euros de beneficio al evitar muchos casos de absentismo laboral. Una mejora de los hábitos saludables de las personas trabajadoras puede reducirlo hasta un 36% 

El ciclo de webinars que Plena inclusión Aragón, con el apoyo de Areté Activa, está dedicando al cuidado del bienestar emocional de los y las profesionales que trabajan en las entidades del movimiento asociativo de la discapacidad intelectual. Dedicó su primera sesión, celebrada la semana pasada, al impacto que genera en las entidades el bienestar emocional de sus personas trabajadoras, o la carencia del mismo. En este sentido, según un informe realizado por el Foro Económico Mundial (World Economic Forum), junto con la Facultad de Salud Pública de Harvard, no abordar los riesgos psicosociales en la empresa supondrán, a nivel global, un coste acumulado mundial de 47 billones de dólares durante el período comprendido entre el año 2021 y el 2040, siendo los trastornos mentales responsables de 6 billones de dólares en las próximas dos décadas, lo que equivale al 1,3% del PIB mundial.

Por su parte, el segundo y último de los seminarios web, celebrado este miércoles, se centró en dar a conocer recursos de organizaciones de dentro y fuera de Plena inclusión que pueden ayudar a cuidar el bienestar de las plantillas de las entidades. Para ello, se contó con la participación de profesionales, que pusieron ejemplos de medidas que se llevan a cabo en sus centros de trabajo. Así, organizaciones pertenecientes a Plena inclusión Aragón, entre las que estaban Adispaz, Atadi y Valentia, explicaron las buenas prácticas puestas en marcha por estas entidades para el cuidado de la salud emocional de sus peresonas trabajadoras. Pero también se presentaron experiencias de entes ajenos a este movimiento asociativo, como la agrupación de salud mental Asapme o la propia consultora Areté Activa, coorganizadora de este ciclo.

Además de profesionales de organizacionaciones de Plena inclusión Aragón, entre la treintena larga de participantes había también personas que trabajan en entidades de Navarra, Extremadura, Galicia, Asturias, Andalucía y Madrid. Todas estas personas pudieron conocer el decálogo para una buena gestión del bienestar emocional propuesto por Areté Activa, que incluye propuestas que van desde la gestión del miedo hasta las claves para la mejora de la experiencia de la persona trabajadora, pasando por la imporancia de la potenciación del bienestar emocional o de las estrategias de sostenibilidad y compromiso social de las entidades.