Vie, 09/18/2020 - 13:30

El director general de Chocolates Lacasa ofrece una clase magistral en el curso de auxiliares de oficina

Noticia

Valor:

0

Lucas Lacasa impatiendo clase en Plena inclusión Aragón

El alumnado del curso de auxiliar de oficina que está impartiendo Plena inclusión Aragón ha recibido esta semana una visita muy especial. Para ayudarles a pasar de la teoría a la práctica todos los conocimientos que están aprendiendo sobre el mundo de la empresa, estas personas con discapacidad intelectual contaron con el saber y la experiencia de alguien que está al frente de una de las compañías más emblemáticas de Aragón. Se trata de Lucas Lacasa, director general de Chocolates Lacasa.

“Les he explicado mi posición actual, y todas las que he ido desempeñando en otras empresas, empezando desde trabajos muy básicos, para que se motiven a hacer su búsqueda de empleo con acierto”, contaba este empresario después de su clase magistral. Con su exposición, Lacasa pretendía ayudar a los estudiantes “a entender dónde tienen más posibilidades” de éxito laboral, “en función de las preferencias o capacidades de cada uno”.

Los participantes habían preparado previamente al encuentro una serie de preguntas. “La mayoría planteaba inquietudes sobre la propia empresa Lacasa, sobre sus distintos departamentos, y dónde y cómo podrían encajar ellos”, repasa este industrial aragonés. “Pero las he aprovechado para hacer las respuestas un poco más extensivas y contarles una visión más general de cómo pueden acceder al mercado laboral”.

En la charla habló de turnos y horarios, de sostenibilidad y medio ambiente, y de cómo las personas con dificultades “con esfuerzo e ilusión”, pueden llegar “a ser unos referentes”.

Lucas acostumbra a adaptar siempre sus intervenciones en función del público al que se dirige. Aunque “en esta ocasión –reconoce-, le he dedicado un poco más de tiempo a la preparación porque a mí me llaman mucho la atención las personas que tienen algún tipo de dificultad, ya sea por entorno, origen o, simplemente, por razones físicas o psíquicas, y que, con interés y el apoyo de su entorno, llegan a hacer algo que les satisface a ellos”.

De hecho, a Lacasa le gusta rodearse de este tipo de personas en su trabajo. “Aportan mucho. Lo primero, porque alguien que lo tiene difícil y llega a hacer algo que para ella es importante, se convierte en un ejemplo a seguir para aquellos que tiene alrededor”.

No en vano, el fabricante de los famosos turrones y Lacasitos integra en sus procesos productivos y manipulados a personas con discapacidad. Lo hace a través de varias empresas de servicios auxiliares, como por ejemplo Stylepack. “Y colaboramos de otras formas”, añade, con este colectivo vulnerable. “De hecho, hemos recibido varios premios por ello, lo que pasa es que somos discretos y no lo contamos mucho”, reconoce, casi con timidez.

Por eso, Lucas Lacasa lanza un mensaje para aquellos empresarios reticentes a contar en sus negocios con personal con discapacidad. “Yo les animaría encarecidamente a que lo hagan, porque estamos en una sociedad donde la diversidad es una riqueza desde el punto de vista del pensamiento, desde el personal y desde el corazón. Hay que hacer las cosas con ese sentido. El económico lo ponemos al final de esa lista”.