Mar, 12/03/2019 - 10:45

CERMI exige el fin de la soledad en el Día de la Discapacidad

Posicionamiento

Valor:

0

cabecera manifiesto

Versión Lectura fácil:

El 3 de diciembre es el Día de la Discapacidad.
CERMI pide para ese día
el fin de la soledad no deseada
de las personas con discapacidad.

CERMI es el Comité Español de Representantes
de las Personas con Discapacidad.

CERMI dice que
las personas con discapacidad sufren más soledad
que las personas sin discapacidad.
Muchas no eligen estar solas.
Esa es una soledad no deseada.

También dice que
la mayoría de las personas con discapacidad
que están solas
son mujeres.

Las personas con discapacidad tienen derecho
a tener relaciones que signifiquen mucho para ellas.
Por ejemplo: tener pareja o grandes amistades.
Tenemos que acabar con la soledad no deseada.

La falta de accesibilidad, de trabajo
o vivir en grandes instituciones hace sentir más soledad.
Por eso CERMI pide más accesibilidad, más trabajo
y tener la oportunidad de vivir en la comunidad.

CERMI ha publicado un manifiesto en lectura fácil
para el día 3 de diciembre
con sus ideas y sus peticiones contra la soledad.

 

 

El Comité de Representantes de las Personas con Discapacidad (CERMI) reclama el fin de la soledad no deseada de las personas con discapacidad en el Día de la Discapacidad.

Cada año, el día 3 de diciembre se celebra el Día Internacional y Europeo de las Personas con Discapacidad. Este año, CERMI lo dedica a dar visibilidad a la soledad no deseada y a señalar que la inclusión es un derecho humano.

Según CERMI, las personas con discapacidad se enfrentan a un mayor aislamiento social que otras personas y, entre ellas, son las mujeres con discapacidad las que encaran más soledad no deseada.

CERMI menciona que varios estudios sociológicos apuntan que más de un 20% de las personas con discapacidad viven solas y un 38% de estas personas viven en soledad no deseada. El 74 % de las personas con discapacidad que viven solas son mujeres.

Muchas son las causas de esa soledad: la falta de accesibilidad, de empleo, la institucionalización, los estereotipos o el acoso escolar, entre otras. La experiencia de soledad cambia según el sexo, la edad, la procedencia, el tipo de discapacidad, entre otros factores. Además, se agrava con la interseccionalidad. Es decir, si una persona combina varios de estos factores, vive aún mayor soledad.

Para el CERMI, la soledad no deseada es una forma más de vulnerar los derechos de las personas con discapacidad, ya que implica que no se cumple el derecho a la inclusión o el derecho a vivir en la comunidad.

CERMI ha publicado un manifiesto, con una versión en lectura fácil realizada por Plena inclusión España, en la que lista reclamaciones para acabar con esa soledad no deseada. Entre las reclamaciones, podemos mencionar la accesibilidad, el empleo como vía de inclusión, promover la vida en la comunidad sobre la institucionalización.